¿Qué puedes hacer para que tus niños no se pasen a la cama?

¿Qué puedes hacer para que tus niños no se pasen a la cama? - 9f8f91f6c7e9cbadadf9d9992a7f5528 - ¿Qué puedes hacer para que tus niños no se pasen a la cama?


Es un hecho que a los niños, sobre todo a los más pequeños, les encanta dormir en la cama de los papás, lo cual está bien, pero de vez en cuando. 
Es delicioso que la familia comparta alrededor de la cama de los papás temprano en la mañana o antes de acostarse, pero no se debe desarrollar la costumbre de que los niños se queden a dormir en ella, pues esto puede enviarles varios mensajes equivocados.
En primer lugar que no puedan dormir solos. En segundo lugar, que necesitan estar con los papás a toda hora, y en tercer lugar, que son intrusos en la relación de sus papás. Ninguno de estos mensajes es bueno para los niños. Los dos primeros refuerzan la dependencia y el tercero, los hace sentir culpables.
Por otra parte, no hay nada más fácil que caer en la trampa de que el niño duerma con los papás solo a veces, en situaciones especiales. Y digo que es una trampa porque esto se puede volver, muy rápido, un hábito.
Por eso es bueno que, desde muy pequeño, el niño aprenda a dormir solo en su cuarto. Si no se logra establecer este hábito y el niño se pasa con frecuencia a la cama paterna, hay que sacarlo de manera cariñosa, pero firme, llevarlo de vuelta a su cama y acompañarlo un rato sí es necesario, pero no permitirle que se quede toda la noche en la cama de los papás.
Se puede relacionar: ¿Se puede evitar la muerte súbita?
¿Cómo detener el hábito?
Este es un proceso lento, pues el niño va a tratar que lo dejen quedarse; por eso, durante el día hay que reforzarle el mensaje de que él puede dormir solo en su cama.
Habla con el niño sobre los temores nocturnos y lo que siente de noche, valida sus sentimientos, pero, al mismo tiempo, dele la seguridad de que va a estar bien. Hay niños que temen a la oscuridad, y es bueno utilizar una lámpara de luz tenue, mientras el niño domina su miedo. Otros pequeños, se han acostumbrado a dormir siempre entre sus padres y este hábito debe romperse cuanto antes.
Cuando el hábito de dormir con los papás se extiende por varios años, es más difícil convencer al niño de que duerma en su cama. En algunos casos hay que acudir a estímulos tangibles, como premios y privilegios que se irán ganando a medida que logre pasar la noche solo. Como en todo, lo importante aquí, es persistir.
Puedes comenzar por hacer un dibujo donde el niño pueda ver una carita feliz, cada noche que pase en su cama, y si logra tener tres noches sin pasarse, sería importante premiarlo para que la motivación continúe.
Este es un proceso y como todo proceso va a tomar su tiempo. Es importante que a pesar de las dificultades y retrocesos, los papás se mantengan firmes en su posición de que tu niño puede y debe dormir solo y en su cama. ¡Solo comportándote así lo logran!
 
 

Estiloymuebles

Promociones!

15% Descuento por pago en efectivo!
Ir a las Promos!
close-link